ciudadania global

Ban Ki- Moon: "Las Naciones Unidas necesitan una ciudadanía global"

El contexto global donde vivimos plantea inevitables e importantes desafíos que afectan al mundo en su conjunto, y por tanto implican a actores tanto a nivel local, autonómico, estatal y global. El escenario global donde estos desafíos se nos presentan requiere soluciones basadas en una forma de pensar que trascienda las fronteras.

La ciudadanía global se basa en la comunidad y en la persona. Plantea un modelo social y político respetuoso con la dignidad de todas las personas, en el que cada ciudadano y ciudadana es consciente de su pertenencia a una comunidad local y global, se compromete activamente en la construcción de un mundo más justo y sostenible, contribuyendo a erradicar la injusticia y la pobreza.

La educación para una ciudadanía global (ECG) reconoce la necesidad de facilitar y promover las oportunidades y competencias necesarias para enfrentar los desafíos que implica vivir en una sociedad global e interconectada, donde son fundamentales nuevas maneras de pensar y actuar sobre las complejas relaciones en temas sociales comunes, ecológicos, políticos, culturales y económicos, y donde quienes la integran comparten valores de solidaridad y una identidad colectiva, así como una responsabilidad común a nivel internacional.